Fotos Antiguas De Orellana La Vieja Badajoz

Ese que se ha ido transmitiendo de manera oral de generación en generación y que, en ciertos casos, hasta la actualidad no han sido plasmados sobre un papel, al carecer de creador popular. Esa pérdida es lo que José ha amado eludir con su cancionero, donde aparte de letras recopila partituras, procedencia, historia que envuelve a la canción y detalles de los informantes, impreso por laDiputación de Badajoz, que ha impulsado además una edición digital. Fue tras el verano de 1974, al licenciarse de la mili en Ceuta, en el momento en que el orellanenseJosé Zapato Ruiz volvió a su pueblo para continuar con sus estudios.

fotos antiguas de orellana la vieja badajoz

De allí trajo un radiocasete que había comprado a buen precio, con el que probó a grabar cantando a su madre y a su tía, Petra y Julia. Esas grabaciones fueron el germen de la pasión que José ha demostrado tener por recopilar aquellas canciones antiguas que se estaban perdiendo. Fueron primordiales cuatro décadas de investigación, documentación y más que nada de visitas a vecinos de siete localidades a fin de que el día de hoy vea la luz su libro\’Cancionero clásico extremeño de Orellana la Vieja y sus regiones\’. Y es que este libro José sabe que se lo debe a la herencia que su familia le dejó transformada en pasión por la música «porque indudablemente el haber vivido rodeado de cantes y también instrumentos de todo género ha sido un acicate a fin de que desee recobrar esas experiencias». Ese tipo de cosas son la que hacen única y valiosas esta publicación, «ya que de no haber llegado a mis manos estos cuadernos, probablemente esas letras nunca se habrían conservado». Igual que los cuadernos que Carolina Rincón, telefonista de profesión en Orellana, dejó como legado, tras años anotando letras de canciones entre clavija y clavija.

La Vida Sexual Tras La Jubilación

Con su radiocasete a cuestas, este maestro de profesión recorría las viviendas de los pueblos donde había escuchado que había personas que conocían muchas canciones antiguas. «De las primeras fue una hermana de mi madre, que cantaba y tocaba el acordeón en los bailes públicos antes de la guerra, y a partir de ahí vinieron todas las otras», recuerda José. Este reconoce que debió comprarse una grabadora pequeña que escondía bajo la chaqueta «pues cuando llegaba con el radiocasete a las casas me decían que les daba vergüenza cantar a ese cacharro tan grande y no se soltaban». Desde ahí, este enamorado de lo habitual escuchaba cada canción hasta aprendérsela y sacar la partitura. Muchas de ellas fueron aun grabadas y bailadas por el grupo de Coro y Danzas Siberia Extremeña, del que José Zapato es directivo y principal creador. Son un total de 211 canciones las que recopila este manual que pretende evitar la desaparición de gran parte del rico patrimonio cultural extremeño centrado en lamúsica popular y tradicional, que conocemos como folklore.

Recuerda tu infancia y juventud con los libros \’Nosotros, los niños de los años… El envejecimiento cognitivo se encuentra dentro de los mayores problemas a los que se combaten la gente mayores.

Orellana La Sierra > Fotografías

Canciones a las que, en la mayoría de los casos, no se puede poner autoría ni fecha de creación, pero sí el contexto y el lugar en el que acostumbraban a ser interpretadas. Algunas eran cantadas por las mujeres en el momento en que se sentaban a coser o bordar, mientras que lavaban en el río o venían por agua de la fuente. Las labores del campo, la matanza, las bodas, los juegos infantiles, la celebración de los quintos o las romerías eran asimismo escenarios propicios para entretenerse cantando. A ellos se aúna la considerable suma de temas navideños y religiosos.

fotos antiguas de orellana la vieja badajoz

De ahí que, asimismo se ha apoyado en esos otros cancioneros ya publicados que recopila en múltiples anejos finales. En ellos incluye las canciones que el folklorista Bonifacio Gil conoció en su visita a Orellana la Vieja en 1948, tal como la contribución que logró el pianista Esteban Sánchez, entre otros muchos. Grabó a decenas y decenas de mayores y restacó cuadernos abandonados.

Hasta 4 géneros de ruinas observamos; en el ámbito sur, las más viejas corresponderían a un edificio monumental con su fortificación; en el sector oriental se observan restos de viviendas y otras dependencias de almacenaje. Se aprecia todo el circuito del agua en los restos de estos baños, seguramente públicos o de una casona romana realmente bien pertrechada. No obstante, José Zapato ha podido revisar cómo algunas letras se repiten o son afines en varias localidades, «e incluso que una misma armonía tiene letras completamente diferente cambiando de pueblo». Este orellanense recuerda como en Mallorca, por poner un ejemplo, ha constatado que hay canciones populares recogidas en Extremadura y que han amoldado al mallorquín por predominación de los varios emigrantes que hay en las islas.

«Muchas de ellas se cantaban en el \’zambombeo o zambomba\’ realizando rondas por las callejas en Navidad o en el \’recorrido del potaje\’ en Semana Santa, cuando las jóvenes salían a pasear cogidas de bracete hacia el río, hasta que llegaba la hora de los oficios propios de esos días» cuenta. Buscador Escoge la población para poder ver sus fotos antiguas. Fotografías nuevas, antiguas, digitales, de la Naturaleza, de las prácticas y de las gentes de Orellana la Sierra son bienvenidas en esta página. Asimismo te exponemos las poblaciones mas próximas de las que tenemos datos en nuestro banco de imágenes. Fotos novedosas, antiguas, digitales, de la Naturaleza, de las costumbres y de las gentes de Orellana la Vieja son bienvenidas en esta página.

La Memoria Emocional

Exceder el tiempo de sesión, lo cual se solucionaría cerrando las páginas abiertas de Milanuncios y accediendo nuevamente. En este momento, José solo desea que su manual ayuda para que esas canciones de siempre y en todo momento, las de nuestros abuelos, logren seguir vivas mientras que haya un instrumento que las toque o una garganta que las entone. Los ejemplares están disponibles en la librería Comercial Guadiana de Orellana la Vieja.